Un aliado cuando para los autónomos

Un aliado cuando para los autónomos

Me dedico a ser redactor o copywriter como ahora se suele decir. Comencé en este mundillo como quien no quiere la cosa, escribiendo gratis o en colaboraciones con diferentes medios, algunos de medios serios y otros simples portales o blogs personales. El caso es que según iban pasando los meses fui conociendo en foros a clientes, que me encargaban más escritos y con alguno entable mayor amistad.

Ser autónomo una vía de salida para muchos casos

Estaba atravesando una época complicada, la maldita crisis para algunos ha supuesto una losa bastante pesada de soportar y buscar trabajo es complicado a partir de cierta edad. Así que, la verdad tenía poco que perder. Lo malo del tema es que, aunque tenía bastante trabajo, yo buscaba clientes serios, así que la solución según me dijeron era establecerme como autónomo.

Seamos sinceros, me daba bastante pánico hacer autónomo, El lado bueno es que podía ser mi jefe, yo mismo marcarme mis horarios y trabajar en función de las necesidades económicas que tuviese. El lado malo es que no tenía ni idea de la cantidad de trámites que eran necesarios para convertirme en autónomo.

Las bonificaciones que actualmente se dan en los primeros meses de actividad a los trabajadores autónomos fueron un importante espaldarazo, ya que sobre todo en los primeros meses es una gran ayuda para comenzar en el mundillo.

Ahora quedaba lo más importante, solicitarlas, pero antes tenía que inscribirme como autónomo. Como es normal, me puse a investigar por Internet los trámites necesarios y ciertamente había una cantidad de papeleo, de idas y venidas a Hacienda o la Seguridad Social bastante complejos. Además, que no solo era la complejidad, es que se pierde muchísimo tiempo entre ir a un sitio y a otro, máxime los que vivimos en Madrid que casi todo te lleva 45 minutos/ 1 hora en transporte.

Me puse a buscar asesoramiento y di con una página donde pude leer buenas opiniones “Trámites Fáciles Santander”, ellos parece que eran muy profesionales y podían ayudarte a la hora de darte alta como autónomo.

Total, que me puse en contacto con ellos y muy amablemente me ayudaron en esta odisea que, de querer montar mi propia empresa de redacción de contenidos, ya que la burocracia y el papeleo me hacían perder mucho tiempo y además quería hacer todos estos trámites con seguridad, ya que cometer un error con la administración puede salirnos bastante caro y no era la cuestión meterse en más problemas, que bastante tiene uno con ganarse como puede la vida.

Además de ayudarme con los arduos papeleos, me ofrecieron un asesoramiento de carácter integral, el cual abarcaba la información sobre las ayudas, bonificaciones o subvenciones a las que podía optar, así como poder elegir los sistemas y criterios que más se podían adaptar a la necesidad de mi actividad como es la redacción de contenidos.

La verdad que quedé muy contentos con ellos, en unos pocos días me mandaron todos los papeles que necesitaba para acreditar que estaba dado de alta como autónomo y poder hacer ya mis facturas como es debido.

Lo mejor de todo es que aprendí bastante de cómo se deben hacer estos trámites y me convencí de que haber pedido el asesoramiento fue lo mejor que puede haber hecho. Aunque hubiera logrado cumplimentar todos los papeleos, seguro que iba a estar con la mosca detrás de la oreja, ya sabéis ¿lo habré hecho bien? Ahora estoy tranquilo en ese aspecto y me evité unas cuantas idas y venidas de mi casa a las instituciones que me iban a hacer perder tiempo de trabajo.

Quedé tan contento que sigo confiando en ellos, ya que como el negocio va viento en popa quiero contratar algún redactor más y claro, necesito asesoramiento para ver cómo puedo ir realizando eso, pues hasta ahora solo me preocupaba de satisfacer mis cuotas.

No dejo de recomendar a todos los redactores o amigos que conozco y que buscan hacerse autónomos que se busquen una buena asesoría o gestoría para realizar estos farragosos trámites cara a convertirse en autónomo, sin duda alguna de esas gestiones que uno hace y que ve que el dinero que paga por un servicio se justifica de manera completa.