La herencia también puede suponer un problema

La herencia también puede suponer un problema

Cuando fallece uno de nuestros familiares y la palabra herencia aparece en nuestras vidas a golpe de bombo y platillo es necesario mantener los pies en el suelo. Se tiende a pensar que las herencias son únicamente dinero y todo tipo de bienes, pero normalmente olvidamos que también las deudas pueden estar comprendidas en ellas. De hecho, un porcentaje cada vez mayor de las herencias en la actualidad las llevan consigo.

Por desgracia me ha tocado vivir una de estas situaciones y la verdad es que de no ser por el estupendo abogado que encontré en www.aceptacionherencia.com hubiese tenido muchos problemas. Hace unos meses falleció una de mis tías, una mujer que hacía años se había divorciado y jamás había tenido hijos. Desde siempre nos ha comentado a mi hermano y a mí que seríamos sus únicos herederos, y ha cumplido su promesa.

Sin embargo, nos dimos cuenta de que aceptar su herencia iba a implicar algo más que su antigua casa en Bargas (Toledo) y los ahorros de los que disponía. Aquí es donde entran en juego esas deudas de las que os hablaba con anterioridad. Mi tía había adquirido unas obligaciones de pago que no había satisfecho antes de su muerte. Por tanto, teníamos dudas acerca de la conveniencia de aceptar o no la herencia que nos ofrecía.

Gracias a que contactamos con Durán y Durán Abogados, los responsables de aceptacionherencia.com, pudimos empezar a dilucidar entre lo que nos convenía y lo que no. Y la verdad es que, después de escuchar sus consejos, llegamos a la conclusión de que no deberíamos aceptar la herencia que nos había brindado mi tía debido a que, según nos informaba el abogado, aceptarla terminaría por hacernos perder dinero.

Por lo tanto, terminamos por adoptar la idea de que no queríamos suceder a la difunta que nos había convertido en sus herederos. La verdad es que ni mi hermano ni yo habíamos tenido nunca en consideración que un acto bondadoso como el que con nosotros había tenido nuestra tía pudiera convertirse en un arma de doble filo, que pusiera en peligro nuestra solvencia económica y que por ende nuestra calidad de vida se viera afectada por ello. Obtener toda la información posible y el asesoramiento necesario resultó fundamental para que nos diéramos cuenta de lo que no nos convenía y no asumir la deuda. Y ello se lo debemos a nuestro abogado, un hombre que es un especialista en cuanto al tema de la aceptación de herencias y suyos servicios resultaron económicamente asequibles para nosotros.

El rechazo de herencias, a la orden del día

Si echamos un vistazo a este artículo publicado en www.eldiario.es contrastaremos que el rechazo de herencias es algo cada vez más común en la sociedad actual. Y es que desde 2007 hasta 2013 aumentó en un 150% el número de rechazos de este tipo en España. Comunidades como Andalucía, Madrid, Cataluña, Castilla y León o Galicia abanderan esta rebelión y en otras como Asturias emitían su renuncia una media de tres herederos cada día.

¿Cuál es la explicación de todo ello? Probablemente se trate de algo parecido a lo que venimos comentando durante todo este escrito: que las herencias también conllevan una serie de obligaciones con las que quien acepta debe cumplir. Si lo que queremos es lo contrario, librarnos de problemas, lo que debemos hacer es encontrar a alguien que nos asesore de la mejor manera, algo que nosotros conseguimos gracias a la profesionalidad de un gran abogado. Y para ello, aceptacionherencia.com es una buena página web en la que hacerlo.