Ser positivo ante la adversidad

Ser positivo ante la adversidad

Soy una persona de las que gusta ayudar a todos aquellos que lo están pasando mal, siempre he sido así y cuando acaba mi jornada laboral, sobre todo los fines de semana, aprovecho para ejercer labores de voluntariado, algo que me llena mucho y creo que hace mucho bien a todos aquellos que pasan por dificultades en un mundo que parece solo preparado para mostrar el lado bueno.

Las dificultades no deben hacernos desistir de defender nuestros derechos

shutterstock_446655136reducida

Una de mis visitas preferidas por la lección que me dan es el hospital de parapléjicos de Toledo, donde tratan a una gran cantidad de personas que han tenido accidentes graves, gente que te demuestran que la lucha por volver a ser uno mismo siempre merece la pena. Suena fácil decir esto cuando tienes una vida cómoda y no tienes una lesión de la importancia que es la que tienen los pacientes de este centro, pero no nos queda otra, regocijarnos en nuestra tristeza puede valer durante los primeros meses, pero no conduce a nada positivo.

Suelo visitarlo 3 veces al año y ya conozco a muchos de sus pacientes, algunos la verdad es que notas avances tremendos y en todos una mirada que combate la enfermedad con mucho pundonor y determinación. Esta última vez me fijé en un chico joven, tendría unos 25 años que estaba intentando sostenerse en unas barras, había tenido una dos lesiones graves en las piernas.

En este caso fue un intento de suicidio por desesperación al no poder afrontar el pago de una hipoteca en el que rezaban como avalistas sus padres. El final afortunadamente fue que un toldo le hizo frenar en la caída y quedó en estas roturas, que todavía tienen un pronóstico algo incierto y quizás hagan que no pueda volver a andar.

Me dijo que además de acudir al hospital, los abogados de incapacidad absoluta le ayudaron a buscar todas las maneras para que su lesión de lugar al cobro de la incapacidad conforme a las lesiones que le van a quedar de por vida.

Para él es muy importante no ser una carga para sus padres, algo que de tanto importante le llevó a perder la cabeza y querer irse de este mundo, lo cual hubiera causado aún más dalo a unos padres que llevan entre el tema de la hipoteca y la caída de hace unas semanas una racha horrible.

Todavía se le ve la mirada perdida a Jorge, pero sí que se le ve con determinación por luchar por su vida y por sus derechos. El asesoramiento legal y psicológico es altamente necesario en situaciones como las que ha vivido este chico.

Sus padres están más tranquilos y afrontan el futuro todavía algo asustados, pero con confianza en que el juzgado atienda su petición y que sus circunstancias mejoren. Solo quieren cuidar de su hijo e intentar adaptarse a esta nueva vida que, aunque lógicamente no es la que esperaban es la que tocaba y saben que podía haber sido incluso peor.

Antes de tomar una decisión a lo loco, siéntate, siempre hay opciones mejores que no huir de los problemas, hay que afrontarlos y al final uno sale reforzado.