La pizarra, un material idóneo para fortificar nuestras viviendas

El asunto relativo a la vivienda ha sido, a medida que se desarrollaba el siglo XX, una prioridad cada vez más grande para los españoles. En nuestro país padecimos bastantes crisis de índole económico en el pasado siglo y uno de los asuntos a los que más afectaba esto era, sin ninguna duda, a la capacidad que tenía la gente de nuestro país para conseguir disponer del dinero suficiente como para pagar una casa sin tener que renunciar a otro tipo de bienes o servicios básicos que pudieran ser catalogados como de primera necesidad.

Hoy en día el problema persiste, no cabe la menor duda. Y, además, se entremezcla con otro problema: la necesidad de residir en una vivienda que realmente sea óptima para disfrutar de una vida sana y feliz. Es en este punto donde las cosas se tuercen para muchos españoles. Una de las cosas que ha quedado meridianamente clara en el interior de nuestras fronteras es que, si los jóvenes quieren independizarse, no les queda otra que hacerlo en una casa que ya tenga bastantes décadas de antigüedad. Y claro, eso les genera, en muchas ocasiones, una falta de espacio y una falta de inseguridad alarmantes.

Admitámoslo: nuestro país necesita que más de la mitad de los edificios que pueblan sus ciudades se rehabiliten de alguna manera. Es algo a lo que nos tendremos que enfrentar tarde o temprano y que tiene que ser el futuro de nuestra industria de la construcción. Y, en ese sentido, os diremos algo: es conveniente que empecemos a fijar nuestra vista en otro tipo de materiales. Uno de los que marcan el camino para una rehabilitación eficaz, e incluso para los edificios de nueva creación, es la pizarra. Por algo es uno de los materiales más demandados en la actualidad para los tejados de las casas españolas.

España, una potencia en pizarra

Por suerte, nuestro país es una de las grandes referencias mundiales en lo que tiene que ver con la producción de pizarra. Según una noticia que fue publicada en el portal web del diario ABC en septiembre de 2015, España es el principal país productor de este material en todo el mundo, lo que nos coloca en una posición privilegiada sobre todo para conocer por qué este tipo de materiales son los mejores para componer nuestros tejados. La explicación es simple: es un material mucho más robusto que el resto y que no da lugar a ningún tipo de filtración.

En lo que tiene que ver con las regiones de España que la producen, es Galicia, según otra noticia del portal web Expopyme, la que ha destacado por ser la referencia a nivel autonómico. Y es que esta es una de las zonas de nuestro país más ricas en recursos naturales. La pizarra es uno de ellos y, en los últimos años, se ha convertido en uno de los materiales de referencia para una gran cantidad de españoles que han buscado la manera de hacerse con esa casa que siempre han querido para sí y para su familia.

Un material como lo es la pizarra ha venido para quedarse en lo que respecta a la construcción. Su fiabilidad está fuera del alcance de toda duda y ha quedado más que demostrada en múltiples ocasiones. Si la utilizamos como tejado, impide las filtraciones de agua que tan molestas terminan resultando. Si apostamos por ella como suelo, las grietas nunca harán acto de presencia en nuestra superficie. Las características y la resistencia de este material ha sido el aspecto fundamental que, según nos han comentado los profesionales de Ardoises D’Espagne, ha convertido a este material en la referencia actual en el negocio de la construcción.

El material del presente… y del futuro

Todas las evidencias apuntan a que va a ser enorme el número de personas que, para mejorar las condiciones de su vivienda, apuesten en algún momento por un material como lo es la pizarra. Es una sensación que cada día cobra más fuerza y que lo hace con toda la razón del mundo. En Europa ya han apostado firmemente por un material como este (en Gales o Francia, por ejemplo, buena parte de las viviendas ya lo poseen) y España, poco a poco, se va incorporando a esta lista.

Y es que un aspecto como la vivienda va a seguir copando buena parte de las preocupaciones y las ocupaciones de españoles y españolas. Todos queremos que el lugar en el que residimos tenga la máxima seguridad y calidad posible y, a veces, descubrimos que el éxito de esa misión está mucho más cerca de lo que pensamos. En España, de hecho, ese éxito lo podemos encontrar en buena parte de las reservas de pizarra de las que dispone nuestro territorio. ¿Quién nos lo iba a decir?

 

 

 

Comparte:

Explora mas articulos

La obligación de abogado y procurador en un procedimiento judicial

El contexto político en el que nos encontramos es quizás el más revuelto desde que la Constitución empezó a desplegar sus efectos en nuestro país, creando un contexto en el que los Derechos eran protegidos por la justicia de manera totalmente (o eso pensamos) imparcial gracias al juez legal. El concepto de juez legal es un concepto europeo alejado de la clásica visión del juez de Estados Unidos o Inglaterra que aparece normalmente en las películas. El juez en Estados Unidos es elegido por el pueblo, quien decide qué tipo de justicia quiere. Y el juez legal parte de la idea de que el juez debe de abstraerse de sus ideas y criterios personales para dictar sentencia.

Cuidado con la comisión de las inmobiliarias

Si hemos decidido vender un piso, tenemos por dos opciones. Hacerlo por nuestra cuenta o bien mediante la gestión de una agencia inmobiliaria. Seguro que todos sabemos que  hay que formalizar un contrato en el que se pacten las condiciones de la gestión de venta. Hay que tener en cuenta que en ocasiones se firman contratos de exclusividad, donde no existe un modelo estandarizado y se basan en la libertad de pactos entre agencia y vendedor, por lo que cada agencia puede firmar cláusulas diferentes con sus clientes. Por ejemplo, en Inmobiliarias Madrid tiene condiciones bastantes originales. Sus honorarios son del 2%, pero si traes al comprador su comisión  se verá reducidos al 1%.

¿Tengo que pagar para usar una pista de pádel en mi comunidad?

Convivir en comunidad supone estar sometido a unas reglas de convivencia, te guste o no te guste. Eso sí, no siempre estás obligado a claudicar. Para ello existe una serie de normas y leyes que ayudan a regular la vida en un edificio. Muchas veces los vecinos no las conocen, por eso hoy te queremos asesorar en un caso concreto. En los últimos años se ha puesto de moda eso de jugar al pádel. El deporte que puso en el escaparate José María Aznar, expresidente del Gobierno de España, y que ahora se juega hasta en el pueblo más pequeño. Pues bien, son muchas las comunidades de vecino que han apostado por instalar una pista de pádel en su comunidad. Muchos estarán felices, pero otros, sobre todo gente mayor, no querrá.