Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo denunciar a una clínica dental

En los últimos años han florecido las clínicas dentales como flores. Parece que cualquier valía para montar una de ellas. Pero esto ha provocado que mucha gente sin cualificar, y solo con la intención de ganar dinero fácil, haya montado clínicas que posteriormente han tenido que desaparecer dejando a sus clientes en una situación penosa. El más reciente ha sido el caso de iDental. La falta de material protésico, retraso en los cobros, y cargos de los préstamos que para financiar las intervenciones fueron algunas de las causas por las que muchos clientes tuvieron que denunciar.

¿Qué se hace? ¿Cómo se pone la denuncia?

Pues vamos a darte una serie de consejos para que puedas hacerlo.

Una vez presentada ante el responsable de la clínica dental la reclamación, se debe esperar a su respuesta. Tras un período de tiempo si no se recibe respuesta alguna o si se ha desestimado esa reclamación sin justificación, la única vía es denunciar al establecimiento dental.

Estamos hablando de un procedimiento civil en el que sería necesario un informe elaborado por un perito especializado en derecho dental. Será el encargado de evaluar el caso y el que determinará si e dentista cometió mala praxis siendo responsabilidad o no de la clínica. Este informe es crucial para la decisión que tome el juez, pues recoge un punto de vista objetivo sobre la supuesta negligencia cometida.

Si se pudiera imputar la responsabilidad de dicha negligencia, la vía que se tendría que seguir sería la penal, siendo reservada exclusivamente para una acción grave que el denunciante pueda reprochar mediante la vía penal. En el caso de que el demandante no pueda acreditar la negligencia, la demanda no prosperaría.

Sea cual sea su decisión para denunciar clínicas dentales, es necesario dejarse asesorar por un equipo de abogados expertos en negligencias dentales. Te asesorarán en todo momento tanto si se trata de una reclamación extrajudicial como judicial, en el caso de seguir la vía penal o civil, valorarán todas las posibilidades y si simplemente es necesaria una querella, se debe denunciar directamente o incluso se deben realizar ambas acciones.

Mi clínica ha cerrado

Si suscribió un contrato por el cual la clínica dental se comprometía a realizarle un tratamiento y usted, por su parte, abonaría la cantidad correspondiente por el pago de dicho servicio; y encuentra con que este establecimiento ha cerrado antes o en mitad de la intervención pactada, puede reclamar ante la Justicia este cierre inesperado. Además, Consumo indica que “si el tratamiento hubiera sido financiado y el servicio no se prestara finalmente, en virtud del artículo 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, el contrato de financiación con la entidad prestamista podrá dejarse sin efecto sin penalización alguna”.

Ante el cierre de la clínica, deberá dirigirse por escrito a la marca central de la misma (si se trata de una franquicia o de una marca registrada con varias clínicas). Si no recibe respuesta, o bien no está conforme con la misma, la solución más eficaz para obtener una indemnización es la vía judicial. Presentar un requerimiento que derivará en una demanda (a no ser que la clínica esté de acuerdo con lo propuesto en el paso previo), derivará en una resolución judicial. Son muchas las asociaciones de consumidores que luchan por estas injusticias.

Por estos motivos, muchos dentistas que son grandes profesionales han visto su imagen dañada. De ahí que hayan decidido unirse en el Círculo de Odontólogos y Estomatólogos, que es una alianza de profesionales de la odontología que se han unido para ofrecer calidad en diagnóstico, tratamiento y servicio.

En manos de profesionales

También puedes comprobar que todos los materiales con los que realiza los tratamientos están adquiridos en las mejores compañías de productos odontológicos (material de 1ª calidad) y sobre todo, notarás la diferencia de atención y calidez de trato, ya que no contratas a una empresa, sino a un profesional que será tu dentista de referencia para ti y tu familia. Son profesionales comprometidos que quieren ofrecer los mejores tratamientos a todos sus pacientes. Además conseguirás tratamientos financiados.

Y es que como en esta vida no tienen que pagar justos por pecadores, lo mejor es que te pongas en contacto con profesionales que seguro que no tendrás problemas.

Comparte:

Explora mas articulos

Una rama del derecho poco conocida, el derecho de los consumidores y usuarios

Aquellos que deciden estudiar la carrera de Derecho, con aprovechamiento, tienden a ver la vida de una manera diferente. Un comprar un café de máquina es igual a realizar un contrato automático, y realizar una transferencia bancaria supone enviar tu dinero a uno de los servidores de Europay. Si todo esto te suena a chino, es normal, al igual que la mayoría de normas que existen en la actualidad. Sin darnos cuenta estamos sometidos a una infinidad de normativas de distinto rango, que nos obliga a realizar o dejar de realizar ciertas conductas. Aquellos que no tienen ninguna noción de Derecho se encuentran totalmente desprotegidos ante el desconocimiento.

¿Familiares con demencia senil? Pide ayuda

Para muchos familiares de personas con demencia, el cuidado de los mismos, por la razón que sea, se le hace incompatible con su propia vida, y es entonces cuando lo más razonable y lo más prudente para ambas partes, es delegar sus cuidados en los y las profesionales e ingresar al o a la paciente en una residencia especializada en demencia como el centro Benviure en Barcelona. Aquí, su unidad de Atención Social estudia cada caso para determinar el grado de demencia senil que pueden asesorar en los cuidados y dependencia que pueda necesitar, incluyendo los recursos para poder adaptarse a cualquier emergencia médica o de trastorno de conducta. Porque el cuidado de un o una enferma de demencia senil puede afectar de manera importante a las familias afectadas.

Soluciones para las participaciones preferentes

En muchos casos, según me dijo el abogado de Duran y Duran Abogados, los vendedores o comerciales actuaban como en mi caso, usando de maneras retorcidas a los productos con el adjetivo de “preferentes”, lo que daba lugar a que creyésemos que era algo principal y exclusivo.