Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Una rama del derecho poco conocida, el derecho de los consumidores y usuarios

Aquellos que deciden estudiar la carrera de Derecho, con aprovechamiento, tienden a ver la vida de una manera diferente. Un comprar un café de máquina es igual a realizar un contrato automático, y realizar una transferencia bancaria supone enviar tu dinero a uno de los servidores de Europay.

Si todo esto te suena a chino, es normal, al igual que la mayoría de normas que existen en la actualidad. Sin darnos cuenta estamos sometidos a una infinidad de normativas de distinto rango, que nos obliga a realizar o dejar de realizar ciertas conductas. Aquellos que no tienen ninguna noción de Derecho se encuentran totalmente desprotegidos ante el desconocimiento.

Quizá sea un problema del sector educativo, ya que en países iberoamericanos como en Argentina, se estudia Derecho durante tres años del instituto. Puede parecer un poco exagerado, pero saber en que casos pueden reclamarte una factura o denegarte un Derecho te ahorra muchos disgustos.

Una de las ramas del Derecho Civil que últimamente está siendo alegada por los abogados en la mayoría de pleitos, sobre todo bancarios, es la normativa referente a la protección de los derechos de los consumidores y usuarios. Esta normativa lleva tiempo siendo aplicada por los tribunales, pero mucha gente no es consciente de las connotaciones para los ciudadanos de a pie.

Los derechos básicos de los consumidores

La Ley 1/2007 es el Texto Refundido de la Ley de Consumidores y Usuarios, y viene a determinar los derechos de los consumidores y usuarios en el mercado. Es importante conocer el concepto de consumidor y de empresario, porque de ello depende que se aplique la Ley, y eso puede suponer graves problemas.

El concepto de consumidor y usuario se dirige principalmente a determinar cuál es el destino final de los bienes o servicios que se adquieren. Se entiende por consumidor toda aquella persona física o jurídica que utiliza los bienes sin introducirlos en una cadena de producción. Es decir, será consumidor o usuario todo aquel que destine el bien para un uso personal y privado. Esta definición es ambigua, porque permite que las empresas entren dentro del concepto de consumidor, pero solo respecto a algunos bienes.

En esta Ley se mencionan los derechos de los consumidores y usuarios, y son bastantes. Entrar a conocer sobre cada uno de los derechos es algo complejo porque se requieren unos conocimientos técnicos en derecho. Por eso hoy vamos a resumir algunos de ellos, en particular, los que más se pueden utilizar en el día a día.

En primer lugar vamos a hablar de seguridad, y es que la Ley de Consumidores y Usuarios dispone de un régimen específico para los casos en los que los consumidores sufren daños como consecuencia de la utilización de bienes o servicios. Este régimen establece una tutela de los derechos que de verdad ayudan al consumidor.

Relacionado con lo anterior, existen referencias a la reparación de los daños sufridos como consecuencia de las prácticas abusivas o negligencias de las empresas. Este punto es muy importante porque de cara a las reclamaciones supone una verdadera ventaja, ya que la interpretación de los productos no deja lugar a dudas.

Un ejemplo es el caso de las cláusulas abusivas, que se han puesto de manifiesto en los últimos años a raíz de los abusos de los bancos con las clausulas suelo o los gastos hipotecarios.  Pero no sólo abusan las entidades bancarias, también algunas pequeñas y medianas empresas que restringen Derechos cuando no pueden hacerlo.

La Ley también regula todo el régimen del derecho de desestimiento y el derecho a tener piezas de repuesto para los productos. Este último derecho es de los menos conocidos, y es que muchas empresas aprovechan para dejar de fabricar repuestos al poco de sacar un producto para así tener que forzar a comprar uno nuevo.

Existen empresas que ofrecen repuestos genéricos, como es el caso de Tapa del Water, una empresa que fabrica asientos de inodoro a medida para todo tipo de WC, incluso si están descatalogados, con la garantía de una empresa seria y con mucha experiencia en el sector de los recambios.

Esta es una breve mención a algunos de los derechos de los consumidores, pero no está demás revisarlos individualmente

Comparte:

Explora mas articulos

¿Es legal donar óvulos en España?

El estrés, la nueva forma de vida,  la edad, los antecedentes, la mala alimentación…son muchos los aspectos que han provocado que el nivel del esperma y de los óvulos de los españoles haya decaído. Ahora no es tan fácil quedarse embarazada. Es más, muchas parejas tienen que someterse a técnicas para poder cumplir el sueño de su vida. De ahí que hayan aumentando las clínicas donde se puedan donar óvulos, como es el caso de Ividona. Pero, realmente qué dice la legislación sobre la donación, ¿te pagan?, ¿es legal? ¿cuántas veces lo puedes hacer? A continuación vamos a intentar resolver tus dudas.

Cómo ahorrarnos un pico en impuestos

Con la llegada de un año nuevo llega el momento de hacerse la idea de que es hora de pensar en la campaña del IRPF, que este año se adelanta considerablemente, y en marzo ya podremos empezar a presentar la declaración de la renta, algo que es positivo para aquellos que saben que le sale a devolver.

La obligación de abogado y procurador en un procedimiento judicial

El contexto político en el que nos encontramos es quizás el más revuelto desde que la Constitución empezó a desplegar sus efectos en nuestro país, creando un contexto en el que los Derechos eran protegidos por la justicia de manera totalmente (o eso pensamos) imparcial gracias al juez legal. El concepto de juez legal es un concepto europeo alejado de la clásica visión del juez de Estados Unidos o Inglaterra que aparece normalmente en las películas. El juez en Estados Unidos es elegido por el pueblo, quien decide qué tipo de justicia quiere. Y el juez legal parte de la idea de que el juez debe de abstraerse de sus ideas y criterios personales para dictar sentencia.