Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué documentos necesita tu perro para viajar al extranjero?

Si cuando tú viajas al extranjero necesitas tener en regla el pasaporte, o si lo haces dentro de la Unión Europea llevar contigo el D.N.I., si llevas a tu perro contigo, necesita estar documentado. Te explicamos en este artículo los documentos y requisitos que necesita tu perro para viajar.

Para la gente que tenemos mascotas, nuestro perro es uno más de la familia. Si tenemos un cachorro es casi como si tuviéramos un niño, salvando las distancias. Si el perro es adulto, es tu fiel amigo que te acompaña a todos lados. Te lo llevas cuando sales a dar un paseo por la ciudad, está a tu lado cuando te sientas en una terraza a tomar un café, corre por el parque contigo cuando sales a hacer footing.

Si te vas de viaje, evidentemente quieres llevarte al perro. Disfrutar el viaje con él. Te lo pasarás mejor tú, los tuyos, y desde luego tu perro, que te adora.

Uno de los problemas que se presentan en estas ocasiones en cómo vais a viajar. En todos los medios de transporte no admiten perros. Quizás el vehículo más cómodo para viajar al extranjero con perro es el avión. En pocas horas te plantas en el lugar de destino. Algunos operadores de carga aérea como  «Animales por avión», embarcan a tu perro dentro de un traspontín, en una cámara aclimatada de la bodega, con todas las comodidades.

Hay quienes opinan que no quieren que traten a su perro como una maleta. Otros pasan todo el vuelo preguntándose cómo estará el perro durante el viaje. Lo cierto es que se preocupa más el dueño que el animal, que realizará el trayecto casi sin darse cuenta.

Pero bueno. Antes de plantarnos como llevará el perro el desplazamiento, necesitamos tener la documentación preparada, de lo contrario tu mascota no podrá viajar. Esto es lo que necesitas.

Documentación.

Según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para viajar con tu perro a un país miembro de la Unión Europea, necesitas tres requisitos:

  • Tener puesto un microchip identificativo.
  • Haber recibido la vacuna contra la rabia antes de realizar el viaje.
  • Tener en regla el Pasaporte Europeo para el Movimiento de Animales de Compañía. Se trata de una cartilla que expide el veterinario y en la que constan los datos del propietario, la descripción del animal, la fecha de expedición y la fecha en la que se le suministró la vacuna antirrábica.
  • No está de más llevar también la cartilla veterinaria del animal. Aquella en la que constan todas las vacunas que ha recibido desde que lo tenemos con nosotros. No es imprescindible, pero nos da seguridad ante cualquier percance de salud que pueda sufrir. Es como si nosotros viajáramos con la cartilla sanitaria encima.

Si viajamos a Irlanda, Noruega, Finlandia o Malta, además de todo lo anterior, nuestro perro deberá haber recibido el tratamiento contra la Enfermedad Multicularis entre 24 y 120 horas antes de llegar al país.

Para viajes fuera de la Unión Europea deberás informarte previamente en la embajada o el consulado de ese país, o en la página web del Ministerio correspondiente del país de destino, pues es frecuente que te exijan algún requisito adicional.

Uno de los más frecuentes es el Certificado de Exportación de Animales de Compañía. El C.E.G.X.A.M., lo necesitas, aunque solo vayas a hacer un viaje temporal.

Por lo general, este certificado lo solicita el veterinario, siguiendo las pautas y plazos fijados en la legislación del país de destino y se expide en el puesto fronterizo. El veterinario debe darte una copia impresa o en documento Word del impreso de solicitud en el que constan los datos del propietario, el lugar de destino y el puesto fronterizo por el que pasará el perro (puerto o aeropuerto correspondiente.) Este documento suele ir acompañado del Certificado de Buena Salud, también expedido por el veterinario.

En ciertos puestos fronterizos se suele efectuar una inspección veterinaria del animal, para comprobar que cumple todos los requisitos para entrar en el país.

Los países anglosajones tienen una normativa muy estricta respecto a la entrada de perros en su territorio.

Viajar con el perro a Inglaterra.

Señala el blog de mascotas Viajes a 4 patas que tienen prohibida la entrada en Gran Bretaña los perros de raza Pitbull Terrier, Japanese Tosa, Dogo Argentino y Fila Brasileiro. La prohibición no se ciñe a estas razas en exclusiva, sino aquellos perros que tengan una apariencia similar.

Gran Bretaña se jacta de ser uno de los países más permisivos del mundo con los perros. Pueden entrar en casi cualquier establecimiento y medio de transporte. Sin embargo, para proteger a la población canina local se evita que entren perros de raza peligrosa (P.P.P.) en el país, para evitar peleas de perros. Una práctica que, por otro lado, está bastante instaurada en las islas británicas.

A todas luces, esta es una medida injusta. Los propietarios de perros sabemos que si un perro es violento, principalmente, es por como lo ha educado su dueño, no por la raza a la que pertenece. De todos modos, es bueno tener en cuenta esta información si estamos pensando en viajar con nuestra mascota a Inglaterra.

Pero hay más cosas. Si tu perro no ha sido vacunado contra la rabia anteriormente, deberás ponerle la vacuna 21 días, como mínimo, antes del viaje. Deberás efectuar un tratamiento antiparasitario entre 24 horas y 124 horas (5 días) antes de que tu perro pase por la frontera británica. Para viajar a Gran Bretaña es válido el Pasaporte Europeo de mascotas, si bien, toda la información anterior debe estar registrada en el documento.

El tratamiento anti-parásito no es imprescindible si viajas desde Irlanda, Noruega o Malta.

Viajar con el perro a Estados Unidos.

Tienen prohibida la entrada en EEUU los perros que provengan de Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Perú y Venezuela. Aunque hayan estado en esos países solo de paso. Por eso, si quieres viajar con tu perro a EEUU, no es recomendable que antes hayas hecho con él un tour sudamericano.

Esta razón se debe a que EEUU piensa que tiene uno de los servicios veterinarios más avanzados del mundo y que es incompatible con las medidas de salud animal de otras partes de América.

Más aún. Para viajar a Norteamérica necesitarás solicitar un Certificado de Exportación de Animales de Compañía que deberá enviarse por correo electrónico al servicio veterinario de fronteras 30 días antes de efectuar el viaje. Este certificado, en el caso de concederse, tiene un plazo de duración determinado, como si fuera una Visa.

Otra cuestión a tener en cuenta es que el perro debe estar vacunado contra la rabia 28 días antes del viaje, y la vacuna que se le ha suministrado debe ser aceptada por las autoridades norteamericanas; es decir, que cualquier vacuna no es válida.

Si el animal, antes de entrar a USA, ha estado en un país de alto riesgo los últimos 6 meses, solo podrá entrar por 18 aeropuertos provistos de una estación de cuarentena animal. Entre estos aeropuertos se encuentran el J.F.K. de Nueva York y el Aeropuerto Internacional de Miami. A su llegada, el perro será objeto de una rigurosa inspección veterinaria, y si se valora, podrá estar retenido en el centro varios días.

Regresar con el perro desde un país fuera de la Unión Europea.

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta es que si viajamos fuera de la Unión Europea es que al regresar, nuestro perro debe entrar al país por un puesto especial controlado por la Guardia Civil, donde presentaremos toda la documentación.

Es probable que nos soliciten el resultado de un test serológico. Este test consiste en un análisis de sangre que se practica 30 días después de haber inoculado al animal la vacuna contra la rabia. Su resultado debe ser igual o superior a 0,5 Ul/ml. Esto indica el nivel de anticuerpos que mantiene el animal contra la enfermedad.

Este test lo realizará el veterinario antes de emprender el viaje, pero te lo solicitan cuando regresas.

Hay que tener en cuenta de que el test tiene una validez de 3 meses desde la extracción de la sangre. Por lo que si vas a estar más tiempo en el extranjero y tu perro está al corriente de todas las vacunas, el test se puede realizar en cualquier parte del mundo.

Es interesante que tengas hecho este test antes de viajar, puesto que en la Unión Europea lo exigen para el regreso del animal, pero en otros países te lo pueden pedir a la entrada.

Si cuando llegas a la Unión Europea, el perro no tiene hecho el test, no podrá entrar en el país. Ten en cuenta de que este test lo realizan laboratorios veterinarios, no la policía fronteriza. Una vez aplicada la vacuna contra la rabia es lógico efectuar esta prueba que lo que hace es medir su eficacia.

Recuerda en todo momento que si vas a viajar con tu perro, debe estar debidamente documentado, te evitarás sorpresas.

Comparte:

Explora mas articulos

El vehículo de alquiler, más de moda que nunca

Disponer de un coche es sinónimo de libertad y de comodidad, dos factores que a día de hoy juegan una importancia tremenda para diferentes clases de personas. En primera instancia, porque permite el acomodo de una persona en un asiento, algo que el transporte público no garantiza. En segunda instancia, porque no se cierra a los férreos horarios del metro, del cercanías o del autobús. No cabe duda de que contar con un coche nos permite organizar nuestra vida de una manera completamente diferente, más acorde a nuestras necesidades.

Conoce más sobre el arbitraje

Existen una serie de factores que pueden ser de interés para acercarse al arbitraje y saber que es una forma alternativa para solventar las controversias y que puede servir para que empresas y los abogados valgan para la toma de decisiones sobre cada caso en particular como nos recomiendan desde clubarbitraje.com en su condición de club español de arbitraje.

Ayudas por ser madre en el 2023.

Además de la baja por maternidad, las mujeres tienen derecho a una serie de ayudas públicas por haber dado a luz en el 2023. Muchas veces no se solicitan por desconocimiento. En este artículo te hablamos de algunas de ellas.