Terapia transpersonal: qué es y para qué sirve

Terapia transpersonal: qué es y para qué sirve

La terapia transpersonal está comenzándose a escuchar cada vez más en el mundo de las terapias psicológicas, pero aún no es tan conocida entre le público en general.

Hay muchas variantes y son múltiples sus beneficios para el paciente, por lo que es de utilidad conocer sus características y las formas en las que puede ayudarnos.

Aquí te contaremos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de terapia, con la ayuda de los expertos en materia de la Escuela de Crecimiento Transpersonal.

¿Qué es la terapia transpersonal?

La psicología transpersonal busca estudiar los potenciales más elevados de la humanidad, así como del reconocimiento, comprensión y actualización de los estados de conciencia unitivos, espirituales y trascendentes.

Y es que el término transpersonal significa “más allá” o “a través” de lo que se considera personal, hasta aquellas experiencias que van más allá de nuestra identidad y que nos permiten alcanzar una realidad más significativa, el cual fue un término que se acuño cuando el psicólogo William James, de la Universidad de Harvard, comenzó a estudiar la relación que guardan nuestras experiencias personales con la religión

Justamente este concepto de “transpersonal” es lo primero que debemos conocer para luego poder entender de que se trata la terapia basada en ello. Debemos saber que se trata de un “viaje” a lo espiritual, hacia el ser profundo que somos dentro de nosotros mismos. Todo esto con el objetivo de desarrollar nuestra autoconciencia, que luego nos permitirá reforzar nuestra identidad personal y más importante aún, nuestro ser espiritual y más profundo.

En palabras de Stanislav Grof, uno de los grandes expositores de esta terapia: «El desarrollo espiritual es una capacidad evolutiva innata en todo ser humano. Se trata de un impulso existencial hacia la totalidad».

Asimismo, la terapia defiende que cada persona tiene un impulso natural hacia su propia evolución, el cual es posible dirigir con éxito con los conocimientos teóricos y las herramientas prácticas adecuadas.

Es ahí en donde interviene el terapeuta transpersonal. Este es el que ofrece herramientas de trabajo que le ayuden a los pacientes de la terapia a sentirse mejor consigo mismos, de forma que puedan alcanzar el nivel de bienestar y salud emocional que desean.

 ¿Para qué sirve la terapia transpersonal?

La terapia transpersonal nos permite conectar con nuestra verdadera identidad, llegando a lo más profundo de nuestro ser espiritual, de forma que lleguemos a transmitir amor y unidad.

Es decir, estudia las interacciones de nuestra mente con lo que consideramos que somos como individuos y establece métodos terapéuticos para trascender el ego, considerado aquello que no nos deja avanzar hacia nuestro verdadero ser, y nos permite sanar los traumas y limitaciones psicológicas que suelen limitarnos al querer alcanzar nuestro máximo y verdadero potencial. Así, ayuda al individuo a conectarse con su lado espiritual, alcanzado un nivel de conciencia superior.

En fin, que el propósito de este tipo de terapias no es buscar soluciones a problemas concretos, sino más bien, busca curar aquellos patrones mentales causantes de nuestros problemas psicológicos y personales.

Todo esto se logra a través de un trabajo emocional y personal que es diferente para cada paciente y que le lleva al alcance de una salud mental óptima.

Para ello, necesitaremos de la compañía de un guía o del terapeuta transpersonal, el cual nos ayudará durante todo el proceso proporcionándonos los conocimientos y las herramientas de trabajo necesarias para alcanzar este estado de salud  mental idóneo.

Modelo de terapia

Esta terapia utiliza una metodología empírica que permite acercar los fundamentos de la práctica psicológica a los principios en los que se basa la espiritualidad.

Así, dentro de esta terapia se estudian todas aquellas experiencias que pueda vivir el individuo y que lo puedan acercar a su “yo espiritual”, como lo son las:

  • Experiencias cumbre
  • Experiencias místicas
  • Trances sistémicos
  • Experiencias metafísicas

Fases de la terapia transpersonal

Esta terapia tiene distintas fases o etapas, por medio de las cuales se va ayudando al individuo a superar el sufrimiento que padezca y guiarle hacia su equilibrio emocional interior. Estas son las fases:  

  1. Trabajo del Ego: Se comienza por invitar al paciente a enfocarse en su interior de forma que pueda identificar los patrones mentales que le están produciendo sufrimiento. La idea es aprovecha la crisis personal existente para usarla como una vía para llegar al crecimiento transpersonal.
  2. Relativización y reprogramación: En esta fase, la persona ya ces capaz de comenzar a crear nuevos patrones saludables, que se ajusten a sus necesidades y a trabajar en alcanzar su estado de consciencia plena, identificando correctamente sus emociones para poder elegir las que mejores funcionan para sus objetivos.
  3. Camino a la esencia: El paciente ya ha alcanzado el nivel transpersonal en el que ve todas sus experiencias como una fuente de aprendizaje y una oportunidad de despertar para su consciencia.  

 

Herramientas de la terapia transpersonal

El terapeuta o guía proporciona las herramientas que mejor ayuden al individuo en función de sus necesidades mentales, emocionales y espirituales.

Dichas herramientas están enfocadas a ayudar al individuo a su autoconocimiento y alcanzar su máximo estado de conciencia, dejando atrás el ego y enfocándose más en los aspectos físicos, mentales y emocionales del ser superior. De esta manera, el paciente logra acceder a un estado conocido en la psicología holística y transpersonal como “supraconciencia”.

 Eneagrama

Otro concepto importante dentro de la terapia transpersonal es el eneagrama. Este se trata de un sistema de representación de la realidad aplicada al funcionamiento de la personalidad humana. En otras palabras, es como un mapa dinámico que define los 9 patrones de conducta o formas de ser que nos llevan a trascender más allá de nuestro ego. Así, funciona como un camino lleno de autoconocimiento y autobservación que nos facilita nuestra transformación hacia el máximo estado de conciencia del ser.

El eneagrama tiene una importante función en el desarrollo tanto personal como profesional del individuo, por lo que es una de las herramientas de cambio  más efectivas que te puede proporcionar este tipo de terapia.

Estar en presencia

Otra herramienta muy utilizada en este tipo de terapia es la conocida como “estar en presencia”. Esto lo que quiere decir es que debemos trabajar durante todo el proceso en un estado de conexión interna, abierta y sin expectativas, flexible y cordial, siendo receptivos a todo lo que pueda surgir en la experiencia, manteniendo un espíritu curioso y que busque integrar todas las experiencias y aspectos que vayamos descubriendo.

Técnicas utilizadas en la terapia transpersonal

Ya que la terapia transpersonal trabaja con todas las esferas que forman parte del ser humano, aplica técnicas que funcionan en cada una de ellas. Estas son:  

  • El conocimiento del cuerpo y sus movimientos
  • Escritura de un diario
  • Trabajos de respiración
  • Visualización guiada
  • Meditación
  • El yoga como terapia
  • Definición de metas
  • El trabajo soñado
  • Entrenamiento asertivo
  • Expansión de la consciencia
  • Terapia de regresión
  • Desarrollo de la imaginación y la intuición
  • Obra de arte simbólico
  • Mindfulness
  • Respiración consciente
  • Ejercicio físico

Fuentes de consulta de la terapia transpersonal

Se han escrito muchos ensayos y estudios en relación a la terapia transpersonal y sus beneficios, en los que podemos aprender acerca de las diferentes teorías que se han sostenido en cuanto a su práctica, todas intentando entender como contribuye a nuestro crecimiento espiritual y de nuestra consciencia individual.

Algunos de los autores y sus obras más remarcables son:

  • Stanislav Grof: La mente holotrópica
  • Charles T Tart: Estados de conciencia
  • Ken Wilber: El espectro de la conciencia
  • Antonio Blay: Niveles superiores de conciencia

Diferencias con la psicología holística

Aunque la psicología transpersonal y la holística pueden parecerse en su forma de ver los problemas emocionales y psicológicos como manifestaciones de un alma que quiere evolucionar, difieren en que la transpersonal busca utilizar dichos conflictos como oportunidades para que el individuo alcance su crecimiento personal, mientras que el terapeuta transpersonal actúa como una mera guía, aportando herramientas que le faciliten el proceso.

Incluso, en la psicología transpersonal, llega un momento en el que nuestro dialogo interior es quien se convierte en nuestra guía, nuestro maestro que nos permite encontrar el camino que nos conduzca a los últimos tramos en la escalera de la realización espiritual máxima y el autodescubrimiento de nuestro verdadero ser esencial.  

En fin, esta terapia es más que un proceso, una progresión que se considera casi natural de todos los seres humanos en el que consiguen su crecimiento espiritual, con un poco de intervención de parte de la psicología. Aquí, cada camino será único y será transitado al mismo tiempo que la terapia transpersonal sigue transitando su camino de evolución como herramienta de curación espiritual.

Recuerda que en este camino, el trabajo es todo tuyo, el terapeuta que te acompaña solo es un acompañante y un facilitador que te proporcionará herramientas que solo tu podrás usar. No son maestros iluminados, ni mucho menos tienen todas las respuestas, estas solo podrás encontrarlas dentro de ti con esfuerzo y una gran vocación por transitar la vía de tu autoconocimiento y autorealización espiritual.