¿Van seguras nuestras mascotas cuando viajan en avión?

¿Van seguras nuestras mascotas cuando viajan en avión?

La gente de hoy en día está mucho más concienciada con el bienestar animal, los animales ya no son considerados meros instrumentos y la mayor parte de las personas que viven con animales como perros o gatos, lo hacen por que les gustan, porque quieren darles una vida buena, y por eso se preocupan por su salud. Las mascotas de hoy duermen en cómodas camas, van a la pelu, al spá, al psicólogo, tienen ropita para protegerse del frío e incluso reciben sesiones de reiki o flores de Bach.

El perrete o el gatete han pasado a ser un miembro más de la familia y nos acompañan allá donde vamos nosotros. Pero, ¿qué pasa cuando tenemos que cruzar el charco? Son muchas las dudas que nos asaltan cuando se da una situación de este tipo y nuestra mascota tiene que viajar solas en avión. ¿Irán seguras y protegidas?, ¿tendrán frío, ¿estarán asustadas?

Pues bien, las mascotas viajan totalmente seguras y tranquilas cuando viajan en avión, y desde luego no pasan frío, nos dicen en Star Cargo, el principal problema lo suelen tener las personas, aseguran, siempre son ellas las que se ponen más nerviosas, los animales, en cambio, van muy relajados. Esta empresa, además de maletas, transporta animales por avión, ofreciendo

tarifas competitivas, un servicio profesional y toda la información necesaria para la tranquilidad de todos y cada uno de sus clientes, tanto humanos como mascotas. Porque el transporte de animales domésticos suele crear gran preocupación, pero aveces es necesario y hay que cumplir una normativa específica, contar con una documentación concreta por parte de las aduanas, los veterinarios y las compañías aéreas. Todo esto, lo solucionan en Star Cargo.

Transporte de animales por avión

Muchas veces la información que se recibe acerca del transporte de animales por avión no es la correcta. Es cierto que se han dado casos en los que algún animal sufría un accidente a causa de la negligencia de un operario. Pero son casos aislados, y por norma general viajan en buenas condiciones. Claro que, desalmados los ha habido siempre, y por eso es tan importante estudiar muy bien el tipo de empresa que vamos a contratar para hacer el transporte. Para ello, es fundamental la opinión de amigos y conocidos pero también los comentarios en los blogs y redes sociales de los usuarios de estos servicios.

La página web de la empresa de transportes también es una interesante oportunidad para observar el comportamiento y la forma de actuación de la empresa en cuestión. Recuerda, cuanta más información te ofrezca la web, mejor, y sobre todo, ha de estar bien clara. Así mismo, puedes ponerte en contacto con el personal, para que personalmente, te puedan aclarar aquellas dudas que la página no haya podido solucionar.

En todos estos años de experiencia, Star Cargo nunca ha tenido ninguna incidencia con la seguridad de las mascotas, que una vez que asumen la situación con toda normalidad y totalmente tranquilos una vez que entran en las instalaciones de la compañía aérea y trasladadas a su zonas, con veterinarios y personal especializado. Son los humanos los que se ponen más nerviosos en su transporte por avión que las mascotas.

Si vas a transportar a tu mascota por avión recuerda que ha de hacerlo en un transportín adecuado para el viaje, según el tamaño del animal y de las características que piden las compañías aéreas. Si quieres saber que tipo de transportín necesita tu mascota, consúltalo con Star Cargo, te sacarán de dudas y te explicarán cómo tienes que medir a tu mascota para saber el tamaño y el modelo que debes usar. Esto también será importante a la hora de hacer el presupuesto, ya que la tarifa de envío se calcula en función del volumen del trasportín. En caso de error, la compañía aérea puede, incluso, rechazar el envío si no se ajusta a las dimensiones adecuadas.

Lo más recomendable, si es posible, es que el animal viaje con un humano en la cabina del avión, pero no todas las compañías aéreas lo permiten, y por lo tanto han de viajar en la bodega. Si lo llevas como pasaje debes contactar con tu agencia de viajes o directamente con la compañía aérea. Pero si tienes que llevarlo en la bodega, ya sea por las dimensiones de la mascota o bien porque no es posible hacerlo con esa compañía, entonces, debes contratar los servicios de Star Cargo.